Carta a los Gálatas - 4

4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, 5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Gálatas 4:4-5

Continuando la enseñanza por parte del hermano Marcos y dando continuación al libro de Gálatas, se estudió el capítulo 4.

Del estudio aprendemos para quienes aún no han creído en Jesucristo:

  • Actualmente hay esclavitud en la humanidad.
  • Ningún ser humano se justifica por la propia ley.
  • Una forma de esclavitud son las adicciones, las cuales son hábitos que domina la voluntad de la persona. Ejemplos de esto son: las drogas, el alcohol, redes sociales

Del estudio aprendemos los creyentes:

  • Ya no son esclavos a los deseos y a la vida desenfrenada, la vida antigua es un pasado y la esclavitud a cualquier tipo de pecado fue dejada atrás.
  • Gal (4:4-5) Cristo fue enviado para redimir a los que están bajo la ley, los cuales serían todos los seres humanos.
  • Ya no somos esclavos al pescado o a la pasión carnal, Dios está obrando, en el versículo 4 podemos ver que Dios envió a su hijo para que redimiese a los que estaban bajo la ley.
  • En una iglesia puede haber dos errores, extremo libertinaje o extremo legalismo.
  • Las personas que nos rodean deben ver a Cristo en nosotros:

En Gálatas (1:15-16) Dios quiere revelarse en nosotros así como lo hizo en Pablo.

Gálatas (2:20) Juntamente crucificado con Cristo.

Gálatas (3:27) Bautizados y revestidos en Cristo

Del estudio aprendemos en general:

  • Pablo menciona en Gal (4:16) que si ha herido a los Gálatas a tal punto de que lo traten como su enemigo.

Para nosotros, ¿Alguna vez le han dicho algo que le han herido y por eso has dejado de hablarle a una persona?
Proverbios 27: 6 Más vale ser herido por el que nos ama que amado por mentiroso.

– Proverbios 13:5 El justo aborrece la palabra de mentira.
– Proverbios 17:20 El mentiroso caerá en el mal.
– Proverbios 12:19 los labios mentirosos son abominación a Dios.

● En Mateo 11:28 Jesús promete descanso al creer en él. Nos invita a tomar su yugo (Mateo 11:29). Jesús dice que aprendamos de él, que él era manso y humilde de corazón.

Manso significa que no es airado, no bravo, no es fuera de control, es apacible. Humilde significa que no es arrogante, no es altivo, ni defensivo.

“Lo que desea Dios para todo creyente es que todo creyente muestre a Dios en su comportar y para todo ser humano es que crean en su Hijo”

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *