por Hna. Victoria Zuniga, Febrero 3, 2018

Le damos gracias a Dios por permitirnos reunir un grupo de jóvenes como adultos para poder escudriñar su Santa y Bendita palabra. Siempre pedimos y sabemos que con la guia del Espiritu Santo nuestra mentes puede ser abiertas e igualmente nuestros corazones, para aprender, meditar, guardar y compartirla con otros.

En este dia hemos llegado al capítulo 13 ,en el cual hemos estudiado del verso 1 – 13; donde vemos como el Espíritu Santo habló con la iglesia local que estaba en Antioquía, quienes estaban en comunión en una sola mente y propósito. Y les habló comunicándoles de su plan. Pero lo importante es que El Espíritu habla con con aquellos que están en comunión y todos buscan la guía del Señor.

Y apartaron 2 varones judíos por petición del Espiritu. Estos eran Bernabe y Saulo a quien conocemos como el Apóstol Pablo. Saulo traducido al griego es Pablo. El nombre que utilizará ahora en adelante. Ellos fueron apartados para la predicación del evangelio, y fueron a Chipre guiados por el Espiritu donde se encuentran con un procunsol Romano, quien nos revela la palabra del Señor, que este deseaba oir la palabra de Dios (Hechos 13:7), sin embargo, nos encontramos que había otra persona quien estaba con el. Este hombre se llama Elímas.

Este era un falso profeta y un mago y  quería impedir a que el proconsul no recibiera la fe. Y es por eso que lo hizo con mentiras, y el apostol Pablo hablando por medio de el Espíritu Santo, le impide y lo deja ciego. Con carácter fuerte lleno del espiritu santo le saca a luz su pecado y quien es verdaderamente este mago;

Y el Proconsul creyó en la doctrina del señor Hechos 13:12. Es decir en la palabra del Señor. No nos perdamos esta riqueza. El proconsul creyó en la doctrina, es decir en la palabra del Señor.

Vale notar que este es el primer viaje misionero de Pablo. Y como aconteció esto es de mucha importancia.

  • La iglesia estaba ministrando (Hechos 13:2). Es decir servían al Señor y sus propósitos.
  • Reciben el mensaje en unanimidad y esto es algo bien importante. No porque era Pablo un Apostol, el podía decidir según el quisiera. Al contrario vemos como Beranbé y Pablo fueron llamado por el Señor de la Iglesia Local quien es Dios, y la iglesia todos reciben confirmación del mensaje y los envían, para cumplir: ” la obra a la que los he llamado.. “.
  • Y los hermanos en la fe, Bernabé y Apóstol Pablo salieron a la misión enviados por el Señor.

Y aprendimos entonces como el Señor los utiliza inclusive con el proconsul. Salieron al mundo a cumplir la predicación de la salvación. El Señor es bueno y quiere que todos sean salvo. Hoy tenemos tal oportunidad, como iglesia local que podamos predicar el evangelio en nuestra zona, barrio, lugar. Pero anhelamos el dia en que también con la ayuda del Señor enviaremos misioneros para su obra.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *