Este año, los muchachos del Canadá juntos con otros de la universidad de la UNAN realizaron un viaje al norte del País, en una comunidad remota llamada AMAK. Fue un viaje de mucha bendición en la cual Cristo fue recibido y un joven llamado Aaron recibió a Cristo como su Salvador!