La Comunión entre Hermanos: Culto de Enseñanza, Jueves 25, de Enero

por Hna. Lynett Herrera , Enero 30, 2018

Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. Hechos 4:32

La comunión es:
Tener todas las cosas en común, cuando Dios creó al ser humano lo diseñó para vivir en comunión con él, por ello, puso su propio aliento en el cuerpo del hombre, este es el deseo expresado por Dios, el desea tener comunión con la humanidad, pero por el pecado no es posible.

Porque Jehová abomina al perverso, mas su comunión intima es con los justos.
Proverbios 3:32

Cualquier cristiano que piense que la comunión con Dios es muy fácil no es así. No debe confundir comunicación personal con comunión. La comunión con Dios es diaria. Son nuestros pensamientos, nuestras acciones diarias, nuestros hábitos y nuestro carácter lo que determina el grado de comunión que tenemos con nuestro señor Jesucristo, de nosotros depende dar fortaleza a la comunión con Dios.

En ciertos momentos que nuestros anhelos y sueños empiezan a perder brillo y con el tiempo se desvanecen, mientras que Dios nos revela algo mejor que le busquemos en la comunión intima de la oración, que reflexionemos en su palabra, que le compartamos nuestros sentimientos más íntimos, que busquemos su
dirección y voluntad, los que tienen esa unión con Cristo lo manifestarán en el Espíritu con el cual nos ha sellado, además en palabras y en obras.

La profesión no es nada a menos que de palabra y de hecho se revele el buen fruto, la unidad, comunión de unos con otros y con Cristo: ése es el fruto que lleva cada pámpano de la vid viviente. El alma purificada, nacida de nuevo, tiene un testimonio claro y distinto para dar.

Busquemos un tiempo cada día para detenernos en la presencia de Dios y esforcémonos cada uno en tener más y mejor comunión unos con los otros, ya que esto es agradable a los ojos de Dios y es buen testimonio ante los demás, es algo maravilloso y delicioso que los santos y el pueblo de Dios estemos juntos en
armonía.

La Comunión es buena con los hermanos, crecemos espiritualmente, ayuda a forjar lazos de amistad, tenemos mayor amor por los hermanos.

Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando
y alabando al Señor en vuestros corazones. Efesios5:19

A Dios sea la gloria!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *