El 7 de Setiembre del 2016 llegaron ocho varones a la ciudad de Managua, Nicaragua. El 28 de Octubre llegó uno más. Tres de ellos vienen de los Estados Unidos, los otros seis vienen de Canada. Cada uno con diferentes experiencias en su vida, diferentes etapas de la educación, diferentes trabajos, diferentes pueblos, diferentes personalidades y habilidades. Pero algo en común tienen cada uno de ellos, tienen un mismo Salvador, el Señor Jesucristo. La misión de ellos es simple, quieren compartir su Salvador con las personas de la ciudad de Managua. Utilizando la Biblia el cual es la palabra de Dios, piensan pasar un año entero conociendo las personas, compartiendo con ellas el Evangelio (las Buenas Nuevas) de la salvación. La Biblia dice que cada persona es pecador (Romanos 3:23) y que la paga de ese pecado es muerte (Romanos 6:23), pero por su gracia y gran misericordia, Dios nos envió a su unigénito Hijo el Señor Jesucristo. Jesús se hizo carne (Juan 1:14) y vivió una vida perfecta sin pecado, luego fue crucificado y sufrió y murió por nuestros pecados (1 Pedro 3:18). Tres días después resucitó y ahora esta sentado a la diestra del Padre en los Cielos (Romanos 8:34). La Biblia nos dice que para ser salvos de nuestros pecados y tener la vida eterna, sólo tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados y poner nuestra fe en el Señor Jesucristo quien vino a este mundo para sufrir por nuestros pecados (Juan 3:16). Sólo Jesús tiene el poder de perdonar nuestros pecados (Juan 14:6).

Ese es el mensaje que quieren compartir con las personas de Managua. De izquierda a derecha en la foto de arriba sus nombres son, Carter, Miguel, Amós, Jared, Johnny, Jordan, Santiago, Andrés y Austin. Entonces si ven a alguno de ellos no tengas miedo de saludarlos y pedirles que compartan contigo su Salvador.